Cursos en linea-online a distancia por internet
Cursos en linea-online a distancia por internet
Cursos en linea-online a distancia por internet
Cursos en linea-online a distancia por internet
Una nueva profesión: la Minería de Bitcoin
Inicio > Noticias y Artículos de Tecnología, Formación y Empleo >Una nueva profesión: la Minería de Bitcoin


Formacion, empleo: Una nueva profesión: la Minería de Bitcoin



Una nueva profesión: la Minería de Bitcoin


Internet ha creado un sinnúmero de nuevas profesiones, algunas de ellas no existían hace solo 5 años. Ahora va a dar una nueva y sorprendente vida una antigua profesión: la minería.


Claro que los mineros de Internet han descubierto un nuevo filón muy especial: las criptomonedas.


Descubre aquí como trabajan.



El filón es el Dinero.



Desde que nació, hace menos de 50 años, Internet ha revolucionado todos los aspectos de nuestra civilización, desde los métodos de fabricación y de trabajo hasta la forma de comunicarnos.

Y al mismo tiempo ha dado lugar al nacimiento de decenas de nuevas profesiones, desde el programador hasta el técnico de Big Data, pasando por el Técnico de sistemas, el Community manager o el Webmaster.

En este proceso le ha llegado el turno al mundo de la economía, Internet está revolucionando la utilización del dinero, han nacido las Criptomonedas.

Y dentro de esta nueva tecnología emerge una nueva profesión: el minero de criptomonedas.

De solución en solución

El dinero ha tenido muchas formas, ya sea sal, conchas de mar, granos de cacao o metales preciosos y ha servido como medio de cambio o referencia a todos los bienes y servicios.

El dinero nos permite asignar precios de forma más o menos objetiva y uniforme al margen de las características individuales de cada uno de los bienes.

Al establecerse como referencia común surge otra característica fundamental del dinero: como refugio de valor, lo que obligó a buscar nuevas formas que fuesen más duraderas y difícilmente reproducibles como son los metales preciosos.

Cada solución a determinadas necesidades crea nuevos retos, así que el dinero al ser un bien de referencia de toda la economía, se convierte en un concentrador de todos los precios de todos los bienes y por tanto en refugio de valor.

Como tal bien, el dinero requiere de protección tanto para garantizar su veracidad como su seguridad contra el robo.

Del dinero físico a la representación.

Si pensamos que el dinero debe tener ciertas características como ser: divisible, durable, intercambiable, verificable y escaso, nos encontramos con que los metales preciosos son una buena solución como refugio de valor.

Efectivamente, los metales preciosos son escasos y durables pero no son tan buenos como medio de cambio ya que tienen muchas limitaciones para su divisibilidad.

Necesitaríamos fracciones minúsculas de oro para pagar un café por ejemplo y tampoco es fácilmente intercambiable, es decir, no es fácil distinguir si una unidad es igual a otra tanto por la aleación de metales que pueda contener como por las dimensiones de la moneda en si.

Además el transporte de oro o plata es poco práctico según la cantidad de la que se trate sin hablar de los peligros que esto supone.

¿Cuál es la solución a estos problemas? En lugar de intercambiar metales directamente lo que decidimos hacer fue emitir documentos respaldados por unas reservas de oro determinadas.

Esta solución resuelve de forma más eficiente tanto la divisibilidad como la intercambiabilidad….

Desde 1971 cuando el presidente de EEUU Richard Nixon decretó la liberación del estándar de oro lo que supuso separar al dinero en circulación del oro en reservas, lo que tenemos como dinero son solo documentos que representan de forma abstracta un valor basado en el crédito que demos a la autoridad que lo emite.

Así que el dinero ha ido de lo concreto a lo abstracto: desde bienes ordinarios, pasando por metales preciosos a simples promesas de pago.

En definitiva, el dinero es simple papel (con cierto respaldo) o solo números en la cuenta del banco.


Los costes del dinero.

Sin duda en este camino hacia la abstracción hemos creado un dinero que fluye con relativa velocidad y que resuelve muchos de los problemas del pasado fomentando el comercio nacional e internacional, sin embargo tiene costes muy importantes para su manejo que vale la pena señalar.

Por un lado hay costes importantísimos en torno a la infraestructura de los billetes y monedas físicos que usamos.

Es necesario fabricarlo, contarlo, transportarlo, reponerlo, garantizar su seguridad al guardarlo y mantener inventarios del mismo.

También se hace un gran esfuerzo para vigilar e intentar impedir su falsificación que no solo incluye al sistema bancario sino también a otras instituciones como policía jueces y prácticamente cualquier comercio requiere de herramientas para intentar detectar billetes falsos.

El dinero en metálico incurre en los gastos descritos pero el dinero electrónico por supuesto que también, tiene costes en términos de electricidad, servidores, desarrollo de software y el personal que trabaja tanto para el dinero electrónico como el digital.

¿De donde viene el mayor coste del dinero para el usuario?

La respuesta es simple. De los intermediarios.

Salvo cuando usamos efectivo para pagar el café o el pan el resto de los pagos sobre todo si son a distancia necesariamente los hacemos a través de un intermediario, ya sea este bancario, mediante un instrumento de pago como las tarjetas de crédito y débito o en los envíos internacionales de trabajadores a sus países de origen donde Western Unión y Moneygram acaparan buena parte del mercado.

Todos estos intermediarios que hasta ahora han sido necesarios tienen un coste importantísimo para las transacciones en comisiones directas, en tiempo, en problemas y en roces que surgen del propio sistema.

Según del país que salga la transacción y el país al que llegue, un solo pago puede transcurrir por varios bancos y varios sistemas de pago cada uno de ellos cobrando sus comisiones y utilizando tiempo para llevar a cabo sus procedimientos de verificación en cuanto a la autenticidad de los participantes, la procedencia de los fondos etc…

Para los envíos de trabajadores a sus hogares en el extranjero entre las comisiones y el mal tipo de cambio que obtienen, el coste de la operación pueda estar de media en torno al 12% y en ocasiones mucho más.

Estos intermediarios suponen costes y son necesarios pero a la vez son una barrera importantísima para la población del mundo que no está bancarizada……esta población que pueden ser unos 3 mil millones de personas está prácticamente al margen del sistema financiero.

Nuevo dinero con menos costes.

Llegamos al invento mas reciente que se ha hecho sobre el dinero, un dinero acorde a la era digital……el Bitcoin.

El Bitcoin es el efectivo electrónico y comparte muchas características de las distintas formas de dinero que hemos comentado antes.

Es un refugio de valor, como el oro, pero infinitamente divisible e imposible de falsificar.

Es un medio de cambio para las transacciones como la moneda o el billete, pero va mucho más allá posibilitando micropagos a distancia…..cosa que nunca ha sido posible.

Además ahora contamos con dinero tan valioso como el oro que se puede almacenar prácticamente de forma gratuita, cuyo transporte no supone ningún coste, que no hay que renovar ni reponer ni verificar.

Dinero sin intermediarios.


Además de las eficiencias que supone su manejo, el diseño de Bitcoin elimina por completo a los intermediarios y los costes que representan.

Ahora podemos hacer transacciones sin importar la cantidad ni la distancia, directamente de persona a persona, quitando al intermediario de la ecuación.

Esto supone eficiencias enormes y posibilita nuevos modelos de negocio desconocidos hasta ahora.

Dinero 100% fiable.

En cuanto a seguridad tenemos la certeza al 100% que cada transacción es fiable y que es definitiva, es decir, que no se puede revertir.

Todas las transacciones de Bitcoins son verificadas por una enorme red de ordenadores que de forma descentralizada incorporan las mismas a una cadena de bloques de información.

Dichos bloques son reconocidos y validados por toda la red lo que elimina por completo la necesidad de una autoridad central o un intermediario.

Los mineros…..fundamentales para el Bitcoin.


Los mineros usan ordenadores o grupos de ordenadores que por medio de criptografía y de forma descentralizada y consensuada dan validez a todas las transacciones que se realizan con Bitcoin.

Por consenso esta red tiene un mecanismo por medio del cual crea nuevos bitcoins cada 10 minutos a un ritmo conocido y con un máximo establecido….

Por la creación de estos nuevos Bitcoins, los mineros reciben un incentivo, lo cual permite mantener la red y suponen ingresos efectivos para los mineros.

¿Mantener esta red es costoso?


Constantemente se oyen críticas sobre el gran gasto eléctrico que supone mantener a la red de Bitcoin, y es cierto que tiene un coste, pero olvidamos los costes que tiene nuestro dinero actual.

En el caso de Bitcoin tenemos la enorme ventaja de saber exactamente cuánta electricidad se consume para mantener funcionando a estos cientos de miles de ordenadores dedicados a mantener la red de Bitcoin.

Como conocemos ese dato, es posible aprovechar las fuentes de energía más eficientes y renovables.

Por ello, la mayoría de los centros mineros se encuentran donde la electricidad se genera en plantas hidroeléctricas subutilizadas o en Islandia que genera la electricidad con el calor de la tierra (energía Geotérmica) a la vez se eligen ubicaciones en lugares de clima frío para aprovechar ese recurso para controlar la temperatura de los equipos.

Lo difícil es saber cuánto cuesta mantener al dinero convencional incluyendo por supuesto a los intermediarios.

Fabricar mantener, reponer y cuidar al dinero cuesta, transportarlo almacenarlo e inventariarlo también cuesta.

Los edificios de oficinas de bancos y empresas de tarjeta de crédito cuestan, las comisiones que cobran esos intermediarios cuestan, el personal que se dedica a verificar transacciones y los ordenadores que utilizan también cuestan.

Si pudiésemos hacer una lista exhaustiva de gastos y costes relacionados con el manejo de nuestro dinero es seguro que el gasto de electricidad que supone el Bitcoin sería una fracción minúscula por comparación.


La minería de Bitcoin: conocer para ganar.

La minería así como el funcionamiento de la red de Bitcoin es fascinante y la base de la seguridad y de valor de esta moneda.

Es fundamental tener una mayor comprensión de este mecanismo para valorar al Bitcoin con una visión más amplia.

El desconocimiento de estas nuevas tecnologías, que además llevan consigo un riesgo para la economía del usuario dan lugar también a la desconfianza en su utilización.

Esta es una de las dificultades que retrasan la expansión de las nuevas formas del dinero y la manera de superarlas es con el conocimiento y contando con el asesoramiento de expertos.

Afortunadamente existen cursos como: Ganar dinero con Bitcoin (Gratuito) o Minería de Bitcoin los cuales pueden permitir conseguir un nivel de conocimiento en el mundo de las criptomonedas suficiente como para poder provechar las oportunidades que nos presenta el nacimiento y desarrollo del nuevo dinero.

Fernando Gutiérrez
11 de mayo del 2018




     Una nueva profesión: la Minería de Bitcoin      

Consigue esta tablet Samsung
Gratis!






CEINTEC Centro para la Introducción de Nuevas Tecnologías
Calle Ercilla, nº 42 48011 Bilbao (Galerias Isalo) Vizcaya

Empresa inscrita en el Registro Mercantil de Vizcaya, inscripción 1, Hoja 14961, Folio 16, Tomo 2103 general del Libro 1561, Sección 3 de Sociedades. NIF: A/48272918