Cursos en linea-online a distancia por internet
Cursos en linea-online a distancia por internet
Cursos en linea-online a distancia por internet
Cursos en linea-online a distancia por internet
Como elegir profesión y no morir en el intento
Inicio > Noticias y Artículos de Tecnología, Formación y Empleo >Como elegir profesión y no morir en el intento


Formacion, empleo: Como elegir profesión y no morir en el intento



Como elegir profesión y no morir en el intento


Tengo que decidir en qué profesión voy a ocupar mi vida los próximos cuarenta o cincuenta años y soy un mar de dudas. No sé si al elegir me voy a equivocar y no sé si al equivocarme tendré otra posibilidad de corregir el error.

Debo pasar varios años formándome en una profesión que no sé si me compensará o si daré el nivel, ni siquiera sé si me gustará.

O lo que es peor, me gustan varias profesiones pero no sé cuál será la mejor para mí, no sé si me equivocaré y perderé años de formación.

¿Cómo puedo tomar una decisión?, ¿Cual es el mejor camino para mí?, ¿Como me debo preparar?, ¿Cómo acertar?



Hay personas que tienen muy claro, desde niños, en que van a trabajar de adultos y que siguen esa línea hasta que finalmente lo consiguen, son los profesionales de vocación y estos no precisan de muchos consejos para elegir.

Otros por el contrario, pueden tener claro lo que quieren ser o no, pero las circunstancias sociales o familiares les tienen atrapados y solo les permiten seguir un camino predeterminado, el negocio de la familia o la profesión de papá y del abuelo, o simplemente, la única carrera que se puede estudiar en la pequeña ciudad donde residen.


El problema de decidir mi profesión y acertar


Pero estas no son las pautas generales, lo más frecuente es el caso del adolescente que se acerca a la edad adulta y que no sabe qué decidir sobre la profesión que debe o que puede seguir.

También podemos encontrarnos a quien ya está inmerso en una carrera y descubre que no era lo que él o ella deseaba o que siéndolo, no tiene futuro.

E incluso, se da el caso de quien ha estado trabajando en una profesión que estuvo en la cresta de la ola en su momento, pero que tiende a su desaparición por el avance imparable de las Nuevas Tecnologías, como puede ser el caso de un programador de ciertos lenguajes ya obsoletos como Clipper.

Entonces... ¿cómo decidir minimizando el riesgo de equivocarme?¿es mejor estudiar una profesión o empezar a trabajar y comprobar si valgo para ella?. Si me equivoco, ¿ qué salida tengo?, ¿es mejor dedicar cinco años a una carrera o preparar mi profesión en un año?,¿Es mejor tener un título o una Certficación ?.

Aquí te damos algunas ideas fundamentadas en varias décadas de experiencia en la orientación a personas que buscan como definir su futuro.


Informarte para acertar con tu profesión.



Para empezar: no te agobies, se puede llegar a ejercer una profesión llegando desde diferentes estudios y es relativamente normal cambiar de profesión una o más veces a lo largo de la vida. Tomar una decisión errónea no es algo irreversible.

Haz una lista de profesiones o actividades que te gustan o que te atraen, luego recoge información de cada una de ellas: donde la puedes estudiar, el número de años de formación, la situación económica del sector, el nivel de paro, el nivel de salarios etc.

Una idea básica es: fórmate en lo que te gusta. en aquello para lo que tienes facilidad, consigue ser el mejor en ello. Tendrás dos ventajas: vivirás como mínimo dignamente y con suerte verás la cara de la Fortuna y sobre todo serás feliz (al menos en una buena parte).

Sin embargo, es también bastante normal que nos atraiga más de una profesión, en este caso la siguiente idea práctica es: estudiar cuál de ellas puede darnos más posibilidades sobre todo de cara al futuro.

Ten en cuenta que las profesiones evolucionan, algunas a mucha velocidad.

Déjate aconsejar por expertos, te ahorrarás errores, disgustos y mucho tiempo.

Ten en cuenta que tienen más posibilidades de éxito aquellos que tienen más información y una actitud abierta y optimista.

Para decidir con acierto, debemos estudiar nuestros factores personales, los recursos disponibles y las circunstancias propias de la profesión.

Cuando decidas tu profesión, primero especialízate, porque eso es indispensable en cualquier puesto de trabajo, pero más adelante debes hacerte polivalente (conocer varias disciplinas) ya que eso potencia la flexibilidad de la empresa y del trabajador, algo actualmente indispensable para mantenerse en el actual mercado global.


Los factores personales.


Una orientación sobre tus propias posibilidades te la proporcionan las notas en tus estudios primarios y secundarios, las materias de mayor nota, aquellas que salvabas con menor esfuerzo, te pueden indicar la profesión donde podrás tener éxito.

Si tienes facilidad para estudiar, aprovéchala, esta facilidad te permitirá prepararte más profundamente con poco esfuerzo y en menos tiempo que otros.

Si tienes fuerza de voluntad para mantenerte estudiando años, busca una carrera larga que te aporte una formación de fondo, sino, prepárate en poco tiempo (un curso puede ser suficiente) pero, en cualquier caso, especialízate en tu profesión lo más posible.

Si te gustan las Nuevas Tecnologías estás en el buen camino, no solo es el sector que más ocupación absorbe sino el de mayores posibilidades futuras.


Los Recursos disponibles para tu profesión.


Este es un factor esencial como ya te imaginas, aunque estos recursos pueden no ser solo económicos.

Infórmate de los costos que supone la formación en cada profesión que te interesa, en cada centro candidato. En Google lo tienes todo, busca sistemáticamente.

Si no tienes problemas de recursos, busca el Centro de Formación de mayor prestigio en la formación de la profesión que buscas, aunque suponga que debes desplazarte fuera de tu ciudad.

Si tus recursos son limitados, que es lo más frecuente, tendrás que buscar más y decidir mejor.

Infórmate sobre becas y ayudas proporcionadas por diferentes entidades, desde el Estado, pasando por las Comunidades y hasta el propio Centro de Formación.

Si los recursos no te permiten salir de tu provincia, busca en ella los centros que te preparan para las profesiones que te interesan, sopesa el prestigio de esos centros, el gasto que suponen y decide por la relación calidad/precio.


Estudia las circunstancias propias de la profesión.



Estudia las salidas actuales y futuras de cada profesión que te interesa.

Por ejemplo: Programador de Visual Basic es una profesión con muchas más salidas que otras más tradicionales como administrativo, pero probablemente en varios años sus posibilidades serán tan reducidas como las de el Programador de Clipper.

Sin embargo el Programador de Java o el Programador de Internet tienen una gran oferta de puestos ahora y tendrán mucho más en el futuro próximo.

Estudia otras circunstancias propias de la profesión que se suelen conocer poco pero que son imprescindibles para ejercerla.

Por ejemplo, por mucho que te guste la cirugía, si te marea la visión de la sangre seguramente no serás un gran cirujano.

En este sentido es muy bueno que te comuniques con algún profesional que ya ejerce y comprobar todos los aspectos, con sus ventajas e inconvenientes.

Infórmate de las materias que incluye el plan de formación de la profesión, te darán una idea de si van a reforzar las materias que a ti realmente te gustan y sobre todo, si esas materias están en la línea de lo que las empresas piden.

Vigila las nuevas profesiones que emergen continuamente por el avance de las Nuevas Tecnologías.

Cuanto más nueva es la profesión más posibilidades tienes y más futuro.

Un ejemplo muy actual es el Community Manager, una profesión que acaba de emerger con las redes sociales, que no aparece en planes de estudios de Universidades y que no puede satisfacer la demanda de empresas por falta de profesionales preparados.


Fórmate, especialízate.



Y sobre todo mentalízate para seguir preparándote durante toda la vida profesional, sobre todo ahora que las Nuevas Tecnologías cambian métodos y productividad de un mes para otro.

Un simple ejemplo, un programador preparado en los años 90 que no se haya reciclado, seguramente no podrá trabajar en otra empresa hoy porque los lenguajes de programación han evolucionado de modo que ni son compatibles, ni parecidos con los que se utilizaban en el desarrollo de Aplicaciones de aquella época.




     Como elegir profesión y no morir en el intento      

Consigue esta tablet Samsung
Gratis!






CEINTEC Centro para la Introducción de Nuevas Tecnologías
Calle Ercilla, nº 42 48011 Bilbao (Galerias Isalo) Vizcaya

Empresa inscrita en el Registro Mercantil de Vizcaya, inscripción 1, Hoja 14961, Folio 16, Tomo 2103 general del Libro 1561, Sección 3 de Sociedades. NIF: A/48272918