Cursos en linea-online a distancia por internet
Cursos en linea-online a distancia por internet
Cursos en linea-online a distancia por internet
Cursos en linea-online a distancia por internet
El Bitcoin y la Empresa
Inicio > Noticias y Artículos de Tecnología, Formación y Empleo >El Bitcoin y la Empresa


Formacion, empleo: El Bitcoin y la Empresa



El Bitcoin y la Empresa


Las Nuevas Tecnologías han traído la última revolución a la sociedad, esta vez afectando al propio corazón de la economía, cambiando la manera de usar el Dinero.


Particularmente las empresas pueden aprovechar esta revolución para reducir sensiblemente sus costos y aumentar su eficiencia.



Bitcoin la innovación indispensable para el mundo digital en el que vivimos.



Tenemos una larga historia introduciendo tecnología digital en nuestros hogares, con la llegada del ordenador personal PC (en 1981) incluso IBM pensaba que sería un invento para unos cuantos aficionados pero que realmente no sería un producto atractivo ni útil para la mayoría.

Hoy sabemos que se convirtió prácticamente en un electrodoméstico cotidiano totalmente integrado en nuestras vidas.

Más tarde apareció el móvil (en 1983), y lo mismo, parecía que sería un artículo de lujo para cierto perfil de usuario sofisticado y muy pocos años después aparece el Smartphone (en 2002) cambiando nuestras vidas para siempre y poniendo en la mano de cualquier persona lo que podríamos llamar un superordenador.

Sin embargo en el mundo financiero, en particular en el mundo del dinero, hemos visto algunos avances, pero en esencia, seguimos teniendo a los mismos intermediarios que hace décadas.

Para realizar hasta la transacción más sencilla a distancia tenemos que incurrir en enormes gastos, largas esperas, llenar largos formularios y tener que 'pedir permiso' a una serie de intermediarios para hacer uso de nuestro dinero.

Bitcoin es el efectivo a distancia.

A partir del Bitcoin aparece el verdadero dinero digital, no tanto por ser digital como lo puede ser cualquier otra moneda convencional, sino porque gracias a su diseño criptográfico permite el envío de valor directo de persona a persona sin intermediarios a un coste muy bajo y en un tiempo muy corto.

Además, las operaciones que se realizan con Bitcoin son irreversibles, igual que pasa con el efectivo.

Es decir, no existe posibilidad de revertir un pago.

Otra cosa es que el vendedor de un bien o servicio decida devolver el citado pago pero no hay un intermediario con el poder de decisión sobre la relación que existe entre un cliente y su proveedor.

El Bitcoin es infalsificable.

Gracias a su diseño criptográfico y la forma en la que un elemento de la blockchain se enlaza con el siguiente, cada transacción individual es tan sólida como la cadena de datos entera.

Bitcoin y su blockchain son inviolables y los registros de las operaciones que se encuentran dentro de la blockchain son irreversibles.

De esta forma, cuando una empresa, comercio o servicio recibe un pago de Bitcoins, sabe con toda certeza que el pago se ha llevado a cabo y que es real ya que es infalsificable.

Crecimiento exponencial.

Ahora nos encontramos en las primeras etapas de crecimiento en la adopción del Bitcoin en las que cada vez hay más usuarios que lo poseen, lo que propicia que mas comercios y empresas lo acepten, lo que a su vez, estimula a mas usuarios y así sucesivamente.

De este modo se retroalimenta este círculo virtuoso.

Por eso, como sucede con otros avances tecnológicos, inicialmente parece que el crecimiento sucede muy lentamente y haciendo proyecciones lineales pensaríamos que la adopción masiva sucederá, si acaso, en un futuro lejano.

Pero gracias a los efectos potenciadores del crecimiento en red más pronto que tarde nos encontraremos con un Bitcoin presente en todas partes…..inclusive en aplicaciones que ahora no somos capaces de imaginar, cómo ha pasado con otros inventos como puede ser el caso del Smartphone.

Claro que a mi empresa le interesa el Bitcoin……y mucho!

Porque la mejor forma de aprovechar los cambios es adelantándose a ellos.

Es claro que vamos a un mundo cada vez más digital y pensar que seguiremos manejando el dinero como en décadas y siglos anteriores no tiene ninguna lógica.

Este mundo digital ha creado nuevas formas de relacionarse con los clientes siempre más cercanos.

Desde hace tiempo, ya no es necesario que el cliente se acerque a la tienda a ver lo que va a comprar a la vez que los comercios tienen cada vez mas información sobre sus consumidores ya sea de forma individual o de forma colectiva a través de las redes sociales.

Esto ha hecho la relación entre el proveedor de un bien o servicio y su cliente mucho más estrecha y directa.

El Bitcoin entra directamente en esta dinámica y la potencia si cabe.

No sólo estimula el diálogo directo entre proveedor y cliente, sino que además introduce un elemento de eficiencia sin precedentes.

Enviar o recibir dinero en un clic sin importar distancia ni días u horarios de descanso en un país u otro……fomenta una relación directa y tan constante como lo deseen ambas partes.

Además supone un gran ahorro directo de costos para cierto tipo de negocios ya que reduce drásticamente comisiones y tiempos de espera en todo aquello que tiene que ver con la intermediación de pagos.

Por tanto también se reducen costos de administración y gestión de cobros y de reclamaciones. Apartado que en cierto tipo de empresas puede ser realmente costoso.

Podemos añadir también el importante beneficio para la empresa que supone saber que los pagos son ciertos inmediatos e irreversibles.

Todos estos ahorros suponen una ventaja competitiva para aquellas empresas que antes adoptan esta tecnología y a medida que se generalice su uso supondrán una eficiencia en la operación de la empresa que se puede transmitir al cliente o mejorar la rentabilidad de la empresa.

En suma, el uso del Bitcoin potencia la productividad y la rentabilidad de las empresas, sin hablar de aplicaciones y modelos de negocio que en este momento todavía no existen.

El Bitcoin como herramienta social.

En la sociedad actual y sobre todo en países en desarrollo observamos diferentes grupos con realidades sociales muy distintas compartiendo tecnologías similares.

En el mundo desarrollado ha habido un avance más o menos uniforme de tecnología en tecnología donde la nueva herramienta sustituye a la anterior, como en el caso de la telefonía en la que un sistema fue reemplazando al siguiente hasta llegar de momento a la telefonía móvil.

El problema en esas sociedades es por un lado amortizar la inversión hecha en la tecnología anterior y por otro que los usuarios acostumbrados a ciertas herramientas, accedan a reemplazar lo existente por lo nuevo.

En cambio, en países menos desarrollados se da la circunstancia de que en muchas poblaciones se pasa directamente a la nueva tecnología.

Siguiendo con el ejemplo del teléfono, hay muchas personas en economías emergentes que han pasado de no tener teléfono a tener un móvil o inclusive un Smartphone con todas sus capacidades.

Ese grupo de usuarios tiene ahora en sus manos una herramienta que lo comunica con el mundo, además suele ser una población mucho más joven que la de países desarrollados y habitualmente totalmente integrada en las redes sociales.

Sin embargo esa población también con mucha frecuencia está sub bancarizada y para este público el Bitcoin se convierte en su medio de cambio con el mundo.

Ahora existe un instrumento, el bitcoin, que puede plantear modelos de negocio en los que, SIN INTERMEDIARIOS, se pueda hacer un intercambio directo entre el mundo desarrollado y el que no lo es tanto.

Se produce así una transferencia de riqueza de los países ricos a los pobres o inclusive dentro del mismo país de los que tienen cierto nivel de riqueza con aquellos que han estado más al margen de la sociedad.

Podemos pensar en productores locales de café, ropas artesanales y cientos de productos y servicios que se pueden integrar en el mundo comercial de forma más simple y eficiente que a través de los canales tradicionales.

El miedo a lo nuevo.

Sin embargo, hay desconfianza en el funcionamiento de las criptomonedas, provocada por el desconocimiento y además por la enorme difusión que tiene el tema sin un contexto adecuado y focalizado en lo más llamativo que es el precio, tanto cuando sube como cuando baja.

La forma de superar el miedo a lo nuevo y la desconfianza es con formación y experiencia o con la asesoría de personas experimentadas, profundizando en conceptos básicos que nos permitan contar con un marco de referencia más amplio.

Cursos como Ganar dinero con Bitcoin (Gratuito) o Minería de Bitcoin pueden ayudarnos a aumentar nuestro conocimiento en el mundo de las criptomonedas y, por tanto, a tomar mejores y más rentables decisiones.


Fernando Gutiérrez
9 de mayo del 2018




     El Bitcoin y la Empresa      

Consigue esta tablet Samsung
Gratis!






CEINTEC Centro para la Introducción de Nuevas Tecnologías
Calle Ercilla, nº 42 48011 Bilbao (Galerias Isalo) Vizcaya

Empresa inscrita en el Registro Mercantil de Vizcaya, inscripción 1, Hoja 14961, Folio 16, Tomo 2103 general del Libro 1561, Sección 3 de Sociedades. NIF: A/48272918

Esta web usa cookies para presentarle la información de forma personalizada. Si continua navegando entendemos que acepta su utilización, Lea aquí nuestra política de cookies.
>