Cursos en linea-online a distancia por internet
Cursos en linea-online a distancia por internet
Cursos en linea-online a distancia por internet
Cursos en linea-online a distancia por internet
Motivacion: El motor de la innovacion y del exito
Inicio > Noticias y Artículos de Tecnología, Formación y Empleo >Motivacion: El motor de la innovacion y del exito


Formacion, empleo: Motivacion: El motor de la innovacion y del exito



Motivacion: El motor de la innovacion y del exito


En momentos como estos en los que nadie ve un futuro claro, todo invita a la desesperanza, no hay incentivos en las personas porque escasea el trabajo, en las empresas porque escasean los pedidos y en la sociedad porque no parece haber una dirección clara para avanzar.
Sin embargo, es en estos momentos cuando hay que buscar razones para salir con fuerza de esta situación, necesitamos un motor y este es: la Motivación.



Octubre 2011

La motivación es un estado psicológico que activa, dirige y mantiene la conducta de una persona para conseguir un objetivo, es un conjunto de impulsos que empujan a dicha persona a realizar y persistir en ciertas tareas dirigidas a conseguir el objetivo propuesto.

Según José Antonio Marina la motivación es una fuerza subjetiva en la que intervienen tres elementos esenciales: El deseo del sujeto, el atractivo del deseo y los factores que facilitaran alcanzar el deseo (facilitadores o motores) y los factores desmotivadores (o frenos) que son los que se oponen a que alcancemos el deseo.

Según el mismo autor, existen tres deseos universales: el deseo de bienestar personal, mantener relaciones sociales estimulantes y ampliar las posibilidades de acción y se necesita activar al menos uno para desencadenar la motivación.

Los factores facilitadores y desmotivadores son esenciales, cuando los primeros son superiores a los segundos o cuando nuestra creatividad encuentra soluciones para superar los segundos y si mantenemos una constancia suficiente, el deseo será conseguido.

Tanto los factores facilitadores como los desmotivadores pueden ser intrínsecos (se desarrollan dentro de la psicología de la persona) y extrínsecos (bienes que mejoran el bienestar personal).

Alcanzar la meta deseada implica voluntad y esfuerzo, resulta imprescindible aprender para potenciar los facilitadores y reducir los factores desmotivadores, una constancia para buscar diferentes y probablemente nuevas soluciones a los problemas que dificultan el avance y superar los numerosos errores y fracasos que se presentarán en la resolución de los problemas.

El factor extrínseco económico es un facilitador muy importante y muy perseguido porque conseguirlo nos da estabilidad, comodidad, seguridad en uno mismo y tranquilidad de cara al futuro pero sobre todo la satisfacción del éxito.

Otro factor facilitador intrínseco es el afán de aprender, muchas personas encuentran placer en aprender cosas nuevas y diversas aún sin un propósito definido, pero de este proceso de aprendizaje pueden obtener metas antes no previstas.

Pero el factor intrínseco más fuerte y efectivo es la vocación que es la inclinación o energía sicológica natural que dirige a la persona hacia un estado, carrera u oficio. La vocación está muy relacionada con los anhelos, con los gustos, los intereses y las aptitudes de la persona.

Otro potente facilitador es trabajar en aquello que nos gusta, bien porque sentimos una atracción estética por los resultados de la actividad, bien por el beneficio económico que nos dará bienestar, bien porque sentimos que estamos especialmente facultados para ello (todo esto son, en realidad, factores facilitadores intrínsecos).

Llegar a trabajar en lo que nos gusta (o que nos apasione) es asimismo fundamental para nuestro bienestar psíquico, es un factor de la felicidad, la clave es trabajar en algo que no podamos diferenciarlo del ocio, esto nos aportará la mayor motivación, incrementará los factores facilitadores del éxito y reducirá notablemente los desmotivadores.

Esta motivación es más importante aún en una época de crisis donde el factor económico (un factor facilitador) está tan en precario, la persona que trabaja en lo que le apasiona apenas percibe (dentro de un límite de subsistencia) un factor desmotivador tan fuerte como la falta de incentivo económico.

Otro factor facilitador (extrínseco) esencial es la formación, a más formación más creatividad y más recursos que permiten potenciar los factores facilitadores y resolver mejor la mayoría de los factores desmotivadores.

La desmotivación, es un sentimiento de desesperanza ante los obstáculos, un estado de angustia ante el fracaso y una pérdida de entusiasmo para conseguir el objetivo.

Entre los factores desmotivadores podemos citar la barrera económica que frena la eliminación de impedimentos, la falta de conocimientos para entender el alcance de los problemas a enfrentar o los plazos de tiempo dilatados para poder alcanzar un resultado.

Cuando en el balance entre factores facilitadores y desmotivadores gana el segundo, aun se puede utilizar un factor motor característico del ser humano: la esperanza, un estado de confianza en el que, aunque hoy no podamos resolver los problemas que impiden superar los factores desmotivadores, creemos que en el futuro vamos a encontrar la solución o algún factor facilitador, que nos permita alcanzar el deseo.

Un buen lider, como un empresario un profesor o un maestro, debe ser un buen motivador, esto implica conocer a las personas con los que trabaja para desarrollar sus factores facilitadores óptimos es decir aquellos que consiguen una mayor relación entre beneficio y costo para la persona o la empresa.

En el caso de los enseñantes un factor decisivo que deben potenciar es la curiosidad (y la necesidad de saber) para ello deben ser capaces de exponer los conocimientos al nivel del escuchante y activar mecanismos naturales como la imaginación, la fascinación por lo desconocido o la fantasía.

Pero además es esencial que los enseñantes eduquen para la gestión positiva del fracaso, considerado como un peldaño del éxito. El fracaso en la búsqueda del deseo puede inhabilitar a una persona según el grado de fortaleza de su carácter y de los factores facilitadores intrinsecos pero enseñar a analizar las causas del fracaso puede neutralizar en parte o todas sus consecuencias, permitiendo a la persona reforzarse y retomar el camino del éxito.

Es una labor importante de los profesores desarrollar la capacidad de sus alumnos para enfrentarse a las dificultades, los errores y el fracaso, todos abundantes en la búsqueda de alcanzar el deseo, y explicar la importancia de los errores en la consecución del objetivo.

En una empresa la motivación de los trabajadores es vital para conseguir el rendimiento máximo para alcanzar un objetivo empresarial. Un personal muy motivado es creativo, innovador y productivo y la mejor garantía de éxito de dicha empresa.

El factor motivador más sencillo y más general que el empresario puede usar es el incentivo económico, pero en épocas de crisis en las que este puede no ser una opción existen otros factores como la activación de nuevos proyectos donde se implique la creatividad de los empleados o la formación de cara a potenciar los recursos de empleados y empresas, el reconocimiento público de méritos, el reparto de ascensos o ventajas de flexibilidad laboral.

En resumen: la motivación es el motor principal para mover personas, empresas y la sociedad misma.

©
Encuentra más articulos de Notícias de Tecnología, Empresa, Formacion y Trabajo en Ceintec artículos





     Motivacion: El motor de la innovacion y del exito      

Consigue esta tablet Samsung
Gratis!






CEINTEC Centro para la Introducción de Nuevas Tecnologías
Calle Ercilla, nº 42 48011 Bilbao (Galerias Isalo) Vizcaya

Empresa inscrita en el Registro Mercantil de Vizcaya, inscripción 1, Hoja 14961, Folio 16, Tomo 2103 general del Libro 1561, Sección 3 de Sociedades. NIF: A/48272918