Cursos en linea-online a distancia por internet
Cursos en linea-online a distancia por internet
Cursos en linea-online a distancia por internet
Cursos en linea-online a distancia por internet
El talento, fuente de riqueza
Inicio > Noticias y Artículos de Tecnología, Formación y Empleo >El talento, fuente de riqueza


Formacion, empleo: El talento, fuente de riqueza



El talento, fuente de riqueza


El siglo pasado fue el de la industrialización, las naciones crecieron, personas, empresas y sociedades se enriquecieron basados en el control y explotación de la fuerza física humana.

El siglo XXI nos presenta un cambio de paradigma, el esfuerzo físico humano ya no es necesario porque lo realizan mejor las máquinas automáticas, el bien escaso ahora es el conocimiento que es producto de la inteligencia.

Más conocimiento aplicado a la producción equivale a más riqueza a nivel personal, empresarial o social y los que desarrollan más conocimiento y de mayor calidad son las personas con talento.

Por lo tanto, para progresar en las próximas décadas, se impone una tarea fundamental a todos los niveles: la minería del talento.



Enero 2012

Según la Rae talento es la capacidad para el desempeño o ejercicio de una ocupación.

Dice Jose Antonio Marina que el talento es la inteligencia triunfante, una preciosa definición que seguramente requiere alguna explicación.

Según Marina, la inteligencia triunfante es la de una persona con ideas adecuadas a su actividad, que encuentra soluciones a los problemas, que se comunica fácilmente con los demás y que utiliza de modo inteligente sus recursos.

Una persona con talento para una actividad es capaz de desarrollarla con facilidad, en menos tiempo que otros y con resultados más brillantes y a veces, inesperados.

En el talento interviene la inteligencia, la creatividad y una intuición especializada en la actividad que se desarrolla.

En una persona con talento parece que un conjunto de redes neuronales especializadas en la actividad se ponen en marcha para resolver los problemas relativos a la misma con sorprendente fluidez, rapidez, seguridad, precisión y brillantez, entendiendo por tal un nivel de calidad muy superior al normal.

Una persona puede tener talento para una actividad y no tenerlo para otras, un ejemplo es el de Bobby Fischer que poseía un enorme talento para el ajedrez pero fracasaba en cualquier otra actividad.

Alguien que desarrolla una actividad para la cual tiene un talento natural es mucho más productivo, más seguro de sí mismo, consigue resultados más brillantes y es más feliz que otro que trabaja en una actividad para la que no está especialmente dotado.

Una persona puede tener un talento que él conoce pero que puede pasar desapercibido para la sociedad, incluso puede pasar desapercibido para ella misma, lo cual representa una gran pérdida tanto para el individuo como para dicha sociedad.

El genio es un caso particular del talento en el cual la creatividad, la originalidad y la habilidad (física o intelectual) alcanzan niveles extremos.

Los seres humanos poseemos una inteligencia múltiple, formada por ocho tipos diferentes de inteligencias: inteligencia lingüística, inteligencia lógico-matemática, inteligencia espacial, inteligencia musical, inteligencia corporal cinestésica, inteligencias inter e intrapersonal e inteligencia naturalista.

Parece lógico que el talento y las redes neuronales implicadas, estén relacionados con las inteligencias múltiples, de modo que la detección de los tipos de inteligencia múltiple predominantes en una persona ayudará a descubrir el talento de esta.

La orientación de la educación en la dirección de aprovechar y potenciar las inteligencias predominantes (sin descuidar el resto) cultivará el talento de esa persona incluso si aún no se ha descubierto.

De todo lo anterior ya se deduce que es vital para la persona, la empresa y sociedad descubrir la actividad para la que cada cual tiene un talento “natural” porque de ello se deriva su posibilidad de éxito.

El talento se forma, la educación en la infancia es clave para la detección y el cultivo del talento.

Es preciso educar el talento de los niños, ayudándoles a identificar y cultivar sus habilidades y sus dones naturales.

En la primera infancia la labor fundamental es descubrir el talento, para lo cual hay que detectar primero el tipo de inteligencia predominante en el niño.

En la segunda enseñanza debe trabajarse la estimulación, el cultivo y potenciación del talento detectado en la primera etapa infantil.

En la fase universitaria o de carreras medias la formación debe centrarse en la potenciación y en los métodos de explotación del talento.

El empresario capaz de detectar el talento de sus trabajadores, capaz de centrarles en las tareas para las que tienen talento y darles los recursos suficientes tiene garantizado el éxito de su empresa y la fidelidad de su plantilla.

©ceintec.com Encuentra más articulos de Notícias de Tecnología, Empresa, Formacion y Trabajo en Ceintec Consultoria de Formación y Empleo




     El talento, fuente de riqueza      

Consigue esta tablet Samsung
Gratis!






CEINTEC Centro para la Introducción de Nuevas Tecnologías
Calle Ercilla, nº 42 48011 Bilbao (Galerias Isalo) Vizcaya

Empresa inscrita en el Registro Mercantil de Vizcaya, inscripción 1, Hoja 14961, Folio 16, Tomo 2103 general del Libro 1561, Sección 3 de Sociedades. NIF: A/48272918